Poesia celta

mayo 27, 2008

El canto del druida Amergin
En su llegada a Irlanda, los principales druidas de los Milesianos(ver área “los tuatha”) eran Uar, Eithear y Amergin. Amergin era uno de los hermanos Milesianos apellidados Glungel. Era Poeta y Juez de la expedición, y un Druida muy conocido aunque no tenía profesión. El Leabhar Gabhala, o El Libro de las Invasiones, se refiere a Amergin como al primer Druida de los Gaélicos en Irlanda aunque él no era el único Druida conocido en Irlanda. Amergin puso su pie derecho en la tierra de Irlanda y cantó un poema en honor de la ciencia que le da más poder que los dioses de donde vino.

“Yo soy el viento que sopla sobre las aguas;
Yo soy la ola del océano;
Yo soy el murmullo de las olas;
Yo soy el buey de los siete combates;
Yo soy el buitre en la montaña;
Yo soy una lágrima del sol;
Yo soy la más hermosa de las plantas;
Yo soy un valiente jabalí salvaje.
Yo soy un salmón en el agua.
Yo soy un lago de la llanura.
Yo soy la palabra certera;
Yo soy la lanza que hiere en la batalla;
Yo soy el dios que crea o forma en la cabeza del hombre el fuego del pensamiento.
¿Quién es el que ilumina la asamblea en la montaña, si no yo?
¿Quién conoce las edades de la luna, si no yo?
¿Quién muestra el lugar dónde el sol va a descansar si no yo?
¿Quién llama al ganado de la Casa de Tethra?
¿A quién sonríe el ganado de Tethra?
¿Por qué es el dios que forma encantamientos –
– el encantamiento de la batalla y el viento del cambio?”

El Camino de Bran

Bran es un famoso héroe galés que atravesó el mar de Irlanda y realizó multitud de viajes. Aquí tenéis un poema anónimo que describe la isla mítica de Avalon a ojos de Bran.
Bran el Bienaventurado

“Llevo una rama del manzano de Emain,
parecida en forma a las que ya conoces.
Crecen en ellas ramitas de plata blanca
y hermosos capullos cristalinos de flores.

Hay una isla muy lejos de estas tierras,
alrededor de la cual refulgen caballitos
de mar blancos.
Trazan contra las orillas su blanco rastro,
y se mantienen sobre cuatro fuertes pilares.

Hay un viejo árbol en flor,
sobre el que alegres pájaros
cantan a todas horas
en la mas dulce armonía
combinan su canto para marcar las horas.

No se conocen tristezas,
no hay sacrificios aquí,
no hay enfermedad, muerte o pena.
Tal es la vida del justo Emain,
una vida que no se halla en este mundo.

Aparecen entonces unas huestes
por la brillante agua,
reman su nave hábilmente hacia la playa.
Donde están en círculo las brillantes piedras,
y una música dulce y libre de ellas se eleva.

A través del tiempo,
hacia la muchedumbre reunida
cantan una canción que nunca trae la tristeza;
cientos de voces, todas a coros,
en plegaria de vida, y canción de vida eterna.

Emain de muchas formas junto al mar,
tanto si esta lejos como si esta cerca,
en brillantes tonos las mujeres pasean,
rodeadas por el limpio y brillante mar.

Y si oyes la dulce voz de las rocas
y los pájaros cantores de la tierra de paz,
al alcance de la mano esas mujeres caminarán;
pues nadie aquí sólo necesita caminar”.

El Canto de Taliesin
En un Manuscrito galés del Siglo XIV encontramos un poema atribuido al bardo Taliesin. Según la mitología galesa, era mago, bardo y, además, el primer profeta. Una de las versiones de la leyenda dice que era un siervo de la bruja Ceridwen y que se llamaba Gwion Bach. La bruja preparó un brebaje mágico que, tras hervir durante un año, debía producir tres gotas de sabiduría. Quien las ingiriera tendría acceso a todos los secretos del pasado, del presente y del futuro. Mientras Gwion Bach cuidaba del fuego del caldero, parte del hirviente líquido cayó en su dedo y lo chupó para aliviar el dolor. Furiosa, Ceridwen hizo uso de todos sus poderes para acabar con el muchacho. Durante la persecución, éste adoptó sucesivamente la forma de liebre, pez y pájaro antes de que la bruja le devorara como un grano de trigo. Después fue arrojado al mar, quedando preso en una red. Como tenía la frente radiante, pasó a llamarse Taliesin. Decía: “Soy viejo, soy nuevo; he estado muerto, ahora estoy vivo”. A continuación, el poema:
“He tenido muchas formas
antes de adoptar esta agradable.
He sido una espada, de forma estrecha;
Creo, porque es aparent,, que
He sido una lágrima en el cielo,
He sido una titilante estrella,
He sido una palabra en una carta,
He sido en mis orígenes un libro,
He sido un rayo de luz reluciente.
Un año y medio,
He sido un estable puente
Sobre los flujos de la compasión,
He sido un atajo, he sido un águila,
He sido una canoa de mimbre y cuero,
He sido de un callado la dirección,
He sido una chimenea en un recinto abierto,
He sido una espada en una grieta flexible,
He sido un escudo en un conflicto abierto,
He sido una cuerda en un arpa.
Forma cambiante nueve años,
en agua, en espuma,
He sido consumido por el fuego,
He sido pasión en una espesura.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s